Los camiones autónomos prometen ser la próxima gran revolución real del transporte, en parte los adelantos de la conducción autónoma están motivados por este mercado que desde hace tiempo está en el ojo de las grandes empresas automovilísticas.

Y es que el transporte de mercancía en todas las industrias, como la de alimentos, el comercio, la minería, entre muchas otras, mueve miles de millones de dólares en todo el mundo y sin duda es un nicho comercial que las empresas pioneras en tecnología quieren dominar.

Empresas como Google, tesla., volvo, Uber, entre otras, desde hace tiempo están trabajando a toda marcha en este apartado, y ya tienen sus propios prototipos funcionando, aunque solo en espacios controlados y de prueba.

Desde pequeñas furgonetas eléctricas hasta gigantescos camiones de minería, la próxima década promete un futuro alucinante, además está llena de increíbles diseños futuristas que le dan un toque de modernidad impresionante.

Desde Suecia ha llegado la noticia, una joven empresa llamada Einride, fundada por ex directivos de Volvo hace solo tres años, con su camión insignia T-pod ha sido la primera en obtener permisos legales para trabajar, no se trata de pruebas, es trabajo real transportando mercancía.

Eso sí, le han colocado bastantes restricciones necesarias hasta que demuestre ser seguro, por ahora la licencia estará vigente hasta el 2020, cuando de acuerdo a los resultados obtenidos, podrán solicitar su renovación y mayores permisos.

El permiso otorgado les permite transitar por una sola carretera del sector comercial de Jonkoping, por un solo carril, y a una velocidad máxima de 5km/h, características mínimas pero que permitirán mejorar la tecnología paulatinamente.

El T-pod es un camión compacto, pero con gran capacidad de carga ya que no incluye cabina, es totalmente eléctrico con una autonomía de 200km y una velocidad máxima de 85km/h, además su diseño es bastante agradable y funcional.

Los T-pod están conectados a la extremadamente rápida red 5G y son controlados y monitorizados por un operador desde un centro de control a distancia, cada operador puede administrar hasta 10 camiones simultáneamente.

Einride ha tenido el apoyo de una empresa de mensajería que ha decidido transportar sus productos con ellos, también empresas de telefonía que han instalado mayor cobertura de wifi en el trayecto que va a recorrer.

Einride espera convertirse en pionera real del transporte autónomo de mercancía, un producto desde Suecia para el mundo, que tiene los ojos puestos en el mercado estadounidense.