Los SmartWatch o relojes inteligentes llegaron para quedarse, aunque su masificación no ha sido como se predecía hace algunos años, cada vez son más especializados, y el nicho de los deportes es uno donde mayor y mejor acogida han tenido.

Samsung es una de las marcas dominantes en el mercado de los relojes inteligentes con su famoso Samsung Galaxy Watch, y en su afán por ofrecer una versión para deportistas han presentado la versión Active.

Lo primero que destaca de del Active es su apariencia, es un reloj elegante pero discreto, con una pantalla redonda y bastante sobria que lo hace óptimo para ser usado por cualquier persona sin importar su perfil.

Dentro de sus componentes nos encontramos un terminal con 4GB de RAM, procesador de dos núcleos a 1.5 Ghz, Bluetooth 4.2 y el sistema operativo Tizen.

Es un dispositivo claramente centrado en la monitorización deportiva, y en su uso queda claro, donde las esferas y aplicaciones han sido adaptadas en torno a estas funciones.

La navegación es sencilla e intuitiva, a la izquierda se encuentran los widgets, a la derecha las notificaciones, arriba los toggles o funciones de configuración, y solo un par de botones físicos.

La sensibilidad táctil es bastante buena y la imagen se ve correctamente en el sol, en cuanto a rendimiento es fluido, aunque sigue manteniendo pequeños lags como suele ser todavía común en los SmartWatch.

Incluye monitoreo de calorías consumidas, las horas de movimiento diarias y el tiempo de actividad física, representado todo es un gráfico a manera de resumen.

Otras funciones de monitoreo incluye contabilizar el tiempo, las pulsaciones, la hora y fecha, los pasos, y los pisos subidos.

Los widgets por su parte se especializan en diferentes ejercicios y deportes específicos, que una vez activado en función de lo que vamos a hacer, inician monitorios específicos para esa actividad elegida.

Los recordatorios automáticos nos van a recordar cada hora, en caso de estar demasiado quietos, que debemos realizar alguna actividad física, y para ello nos va a sugerir algunas actividades.

Las horas d sueño también son registradas, la frecuencia cardiaca también se mostrará, una buena opción es visualizar todos estos datos desde la app Móvil de Samssung Health donde se podrán ver de una mejor manera.

La autonomía de la batería es bastante aceptable, alrededor de dos día y medio.

En definitiva, es un dispositivo totalmente enfocado al monitoreo y cuidado de la actividad física y la salud, con un funcionamiento bastante bueno y una apariencia agradable.