Mucho se ha estado hablando los últimos días sobre las características que tendrá la esperada Playstation 5, consola que sucederá a la exitosa Playstation 4.

Sin embargo, parece que por fin las especulaciones y rumores tendrán que llegar a su fin, puesto que Sony por fin se ha abierto a dar nuevos detalles sobre su próxima consola.

No obstante, cabe aclarar que, de igual forma, todavía falta mucho para poder adquirir por fin la consola. Todas las fechas apuntan a que la consola no saldría al mercado sino hasta el año 2020.

Aunque estuvo ausente en la Electronic Entertainment Expo (E3) este año, no parece ser que Sony esté dispuesta a perder su liderazgo en el mundo de las consolas de videojuegos.

Menos aún si se toma en cuenta que año a año ha ido mejorando su PS4 y que además, se le suma Google como competencia directa.

Ha sido Mark Cerny el encargado de traer a la luz pública los nuevos detalles sobre la esperada PS5. Vale la pena agregar que Cerny estuvo detrás de la creación de Playstation 4 y Playstation Vita, lo que lo convierte en una figura con notable autoridad en el mundo del videojuego.

Para empezar, según la información difundida por Cerny, aparentemente, la consola no se llamará Playstation 5, pese a que en materia de diseño y estructura continuará con la forma de sus antecesoras.

Aunado a esto, parece ser que la consola no será totalmente digital como se venía suponiendo. De manera que se podrán utilizar todavía los discos físicos, inclusive de ediciones anteriores de la consola gracias a la retrocompatibilidad.

Con respecto a la parte técnica, la consola tendrá, a nivel de hardware, un único CPU y GPU.  No se dio mucha información sobre el procesador, más allá de que su fabricación se le encargará a un AMD de tercera generación con ocho núcleos.

En cuanto a la parte gráfica, ésta estará a cargo de una Radeon Navy, la cual le dará soporta al Ray Tracing de la consola.

Con este nuevo aditamento será posible controlar los niveles de la simulación de luz, además de la manera en que interactúa con los objetos y el ambiente en tercera dimensión.

Lo innovador de esta adhesión es que, si bien últimamente es algo muy común en la industria del cine, hasta ahora nunca había sido visto en el mundo de los videojuegos.

Por último, hay que destacar que el procesador AMD podrá dar soporte a audio 3D, lo que implica una importante revolución en materia de sonido.