Hace poco se hizo de conocimiento mundial el anuncio de que Sony y Microsoft unirían sus fuerzas en materia de desarrollo de videojuegos en la nube. Esto aparentemente motivado a las intenciones de Apple y Google de sumarse a la industria videojugabilítica valiéndose de este campo.

Las dos empresas emitieron un comunicado donde manifestaron el cómo unirían ambas sus capacidades de desarrollo para el óptimo ofrecimiento de contenido de entretenimiento digital en la nube.

Dicho mercado, cabe destacar, ha logrado desplazar notablemente en los últimos años al tradicional de los videojuegos en formato físico, ya se en forma de cartuchos o de discos ópticos.

Así mismo, las compañías multinaciones informaron de la creación de un memorándum de entendimiento para facilitar el cumplimiento de esta tarea por ambas partes.

De manera que puedan proporcionarse un apoyo mutuo a la hora de ofrecer servicios de ocio en streaming digital.

Cabe destacar que el objetivo señalado fue el de ofrecer una mejor experiencia a la proporcionada hasta ahora a usuarios de todo el mundo.

Así como también, proporcionarse mutuo apoyo en la fabricación de chips semiconductores, sensores de imagen inteligentes, dispositivos que, en la actualidad, Sony lidera a nivel mundial.

En este sentido, se dio a conocer que mezclarán la tecnología de los sensores de Microsoft Azure con los de Sony. Esto dirigido a mejorar las soluciones ofrecidas hasta ahora a clientes corporativos.

Es importante destacar que Sony genera al año más ingresos por videojuegos que por otros de sus productos electrónicos o audiovisuales.

De hecho, en el año pasado rompió un record de ingresos al facturar más de 7 mil millones de euros, gracias a los servicios digitales de su consola estrella: la Playstation 4.

Por su parte, Microsoft no se quedó atrás. En 2018 sus ingresos mejoraron en un 14% gracias a sus servicios digitales para la plataforma Xbox.

Sin embargo, pese a lo antes dicho, la alianza entre ambas compañías no afectará a la marca Playstation y Xbox, las cuales continuarán siendo independientes.

Lo interesante de este anuncio es que viene a darse en un momento importante para la industria por la intención de los gigantes Google y Apple de sumarse al mercado.

El nuevo servicio de Google, Stadia, saldrá al mercado este año, el cual promete permitir a los jugadores jugar vía internet, sin tener que contar con una consola de videojuegos física.

Mientras que Apple sacó recientemente un nuevo de servicio de suscripción en materia de videojuegos, valiéndose de una tarifa plana, el cual ofrece acceso total a más de un centenar de videojuegos.