Recientemente Nintendo dio a conocer a través de sus redes sociales que los primeros para Nintendo Switch que contarán con realidad virtual serán de sus más populares sagas, específicamente: Super Mario Odyssey y The Legend Of Zelda: Breath of the Wild.

Estos, que cabe destacar son unos de los juegos más destacado de la consola de Nintendo, obtendrán la compatibilidad con realidad virtual a través de una actualización que los dotará de la capacidad para funcionar con las gafas de VR que ofrecerá el nuevo paquete de Nintendo Labo que saldrá este próximo 12 de abril.

Dichas actualizaciones estarán disponibles para los usuarios a partir del 25 de abril, poco después de que las gafas de realidad virtual de Nintendo Labo lleguen al mercado.

Cabe mencionar que el Nintendo Labo es el innovador proyecto que consiste en la venta de partes de cartón que se pueden convertir en distintos accesorios para modificar la experiencia de juego, tales como mandos de motos, bates o cañas de pescar.

De momento la compañía nipona no ha ofrecido muchos detalles sobre de qué manera se verán afectados los juegos de Mario y Zelda tras la actualización.

Sin embargo, mencionó que en el caso de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, se dispondrá de una opción de visualización en el menú de juego, a través de la cual el jugador podrá decidir si activar o desactivar el modo de realidad Virtual cuando guste. Además, es probable que Super Mario Odyssey también cuente con esta opción.

Si bien se mantienen en un misterio el resto de características, la opinión general que se maneja en el entorno gamer es que tanto los coloridos mundos de Mario, como los fantásticos de TLOZ han de lucir asombrosos por medio de VR, lo que implica que Nintendo está apunto de ofrecer a los jugadores de sus consolas una experiencia totalmente buena. No obstante, hay que recordar que el Oculus Rift y el PSVR continúan siendo totalmente incompatibles con la Nintendo Switch.

Si bien hasta el momento el enfoque dado hacia el Nintendo Labo parecía más bien decantado por el mercado infantil, con este nuevo anuncio parece ser que Nintendo busca expandir su público al ofrecer una posibilidad de integración a aquellos jugadores que son más del estilo de la vieja escuela, los cuales podrían no haberle dado el aprecio esperado a los kits de cartón.

Por otra parte, esto abre una nueva brecha de enfrentamiento contra la compañía rival Sony quien hasta el momento parecía tener prácticamente dominado el terreno de la realidad virtual.