Las criptomonedas o monedas virtuales hicieron su aparición hace ya más de una década, la pionera Bitcoin fue toda una revolución ya que representaba una solución moderna al problema de la centralización del control en el dinero por parte de empresas.

El legado de Bitcoin va más allá de sí misma como moneda, el verdadero legado radica en su paradigma y su filosofía de descentralización, específicamente través de la utilización de nodos conectados que se autentican a través de cadenas o bloques de código, los llamado Blockchain.

Blockchain ha permitido que en la actualidad existan decenas de otras monedas virtuales, algunas con futuro muy interesante y que hay que seguir, como el caso de Ripple que se enfoca en los servicios de los mercados financieros, como solución abierta.

Pues bien, desde hace ya un buen tiempo, se sabe que Facebook quiere crear su propio sistema de moneda virtual con la tecnología de Blockchain, dicho sistema se utilizaría dentro de las plataformas de Facebook.

Hacer compras online y pagar con Facebook, enviar dinero mediante WhatsApp o integrar compras en Instagram es el sueño de los dirigidos por Mark Zuckerberg, que está a punto de darse a conocer.

La moneda de Facebook seria de las denominadas “Stablecoin” o monedas estables, que son aquellas que cuenta con un respaldo de dinero real para evitar su especulación y volatilidad a diferencia de la mayoría de criptomonedas.

En este caso, se creará un fondo de dinero con varios cientos de millones de dólares, que será el que respalde el valor la estabilidad de la moneda.

El director de este proyecto es el señor David Marcus, ex presidente de PayPal y que ya ha trabajado con Facebook dirigiendo el desarrollo de Messenger, será ahora el encargado de su proyecto de criptomoneda.

Pero Facebook no estará solo en esta iniciativa, se ha conocido que se creara un grupo o consorcio de empresas financieras de talla mundial como Visa, MasterCard, PayPal, Stripe o MercadoLibre, que aportaran dinero para el desarrollo de la plataforma.

Al final no será una moneda centralizada, pero lo cierto es que los integrantes de este consorcio serán nodos especiales con capacidad de almacenar registros de transacciones y alguna cosa más.