Los equipos portátiles son el presente y el futuro de la computación, han desplazado significativamente a los PC tradicionales y continuamente necesitan estar evolucionando.

Y es que, en un mercado tan competitivo, aquellas empresas que no innoven rápidamente se pueden ir quedando en el olvido.

Por este camino, hay que decir que las pantallas son cada vez más importantes, en los Smartphone se busca como hacerlas más grandes y aprovechables, esta necesidad está llegando a los portátiles, donde las limitaciones son mayores.

ASUS ha presentado en el pasado Computex 2019 de Taiwan su equipo ZenBook con dos pantallas totalmente operativas, la tradicional y una más pequeña en la sección de teclado.

Ambas pantallas tienen resolución 4k, son completamente táctiles para usar con los dedos o con un pencil, y están construidas con la tecnología OLED, sin duda, son pantallas excelentes.

En cuanto a rendimiento, la versión Pro cuenta con un procesador i9 de última generación, gráficos de NVIDIA RTX y hasta 1TB de disco SSD, convirtiéndose en un equipo potente de altas prestaciones.

La versión no Pro, cuenta con un procesador i7, y la pantalla es de menor tamaño, 14 pulgadas frente a las 15,6 de la versión Pro, los gráficos son NIVIDIA MX y el almacenamiento también puede ser hasta de 1TB SSD.

Es un equipo de alto rendimiento y se espera que su precio sea de gama alta, estéticamente es un equipo con buenos acabados, incluye 4 micrófonos, y su apariencia robusta y ligera está en la línea tradicional de ASUS.

La pantalla adicional agrega peso extra, además de lógicamente aumenta al doble el consumo de energía, son dos aspectos importantes a tener en cuenta.

El teclado y el Touchpad son de excelente calidad, el teclado incluye un bloque numérico digital para ahorrar espacio, también se incluye un accesorio extensible para ubicar antes del teclado y apoyar las manos allí mientras se escribe.

ScrenPad Plus es el nombre que recibe la pantalla adicional que tiene una resolución en formato 32:9, aunque la pantalla principal no es menos novedad ya que su calidad es simplemente espectacular siendo notablemente mejor respecto a la ScreenPad Plus.

La cantidad de posibles usos de la pantalla adicional es muy alta, para el usuario común serviría como un panel extra desde donde realizar acciones secundarias como escuchar música, ver video o acciones similares.

Para el usuario profesional representa posibilidades como ir creando un diseño en la pantalla principal mientras se usan los controles desde la secundaria, o escribir código en la principal mientras se usa el debug o render desde la secundaria.

Sin duda es una apuesta novedosa, interesante e incluso un poco arriesgada, pero que en definitiva es muy buena para el ecosistema, veremos cómo reacciona el mercado de usuarios y si otras marcas deciden seguir los pasos de ASUS.