Hace poco, Sony anunció un cambio en su política de reembolso y cancelación en lo referente a la tienda de sus consolas Playstation 4 y Playstation 3.

Dicho anuncio adquirió especial fuerza debido a la decisión de la compañía nipona de prohibir la venta de códigos de juegos. De acuerdo a la nueva política de Sony, los usuarios podrán recibir un reembolso de su dinero para los juegos reservados, entre otras compras.

Cabe destacar que el reembolso que se obtendrá de los pedidos anticipados, es decir juegos en reserva, será completo según lo estipulado por las nuevas políticas. Además de ello, se suma la posibilidad de pedir un reembolso en el caso de las compras “defectuosas”.

Sobre el punto del contenido con defectos, Sony no ha sido demasiado explícito sobre en qué casos se podrá solicitar este tipo de reembolso, a diferencia de empresas similares como Steam, que sí tienen políticas muy claras al respecto.

Por lo tanto, es de esperarse que a futuro la compañía ofrezca nuevos detalles que contribuyan a aclarar las dudas de los clientes sobre este tema.

En el caso de los reembolsos normales, Sony fue mucho más específico con los detalles. La actualización de políticas deja claro que, en el caso de los videojuegos reservados, se podrá pedir el reembolso hasta el día del lanzamiento del producto, salvo en el caso de que se haya iniciado la descarga.

Luego de pasada la fecha de lanzamiento de la compra digital, los usuarios dispondrán de un máximo de 14 días de haber realizado el pago, para solicitar el reembolso. De igual forma, esto sólo aplica en caso de que aún no se haya comenzado la descarga.

Por último, las nuevas políticas expresan que se podrá pedir también el reembolso para contenidos descargables, videojuegos completos, avatares, temas y pases de temporada, también hasta pasado un plazo máximo de 14 días desde efectuada la compra, manteniendo de la misma manera la excepción en el caso de que ya se haya comenzado a descargar el contenido de la PlayStation Store.

La excepción al tema de no haber iniciado la descarga se aplica sólo en el caso del contenido defectuoso. Pero, como ya mencionó, la actualización de las políticas no da muchos detalles en lo referente a esto. Esto ha sido motivo de comentarios de incertidumbre por parte de los clientes de la PS Store a través de las redes sociales. 

Si bien es evidente que este es un avance importante para Sony en el mercado de los videojuegos digitales, la falta de información en algunas políticas, como la antes mencionada, es un detalle pendiente de mejoras.